miércoles, 9 de enero de 2013

Fondo Natural pide el cese de los vertidos de la papelera de Montañana al río Gállego

Con motivo de la Conferencia preparatoria del "Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua” (*), organizada por la ONU en Zaragoza,

La asociación Fondo Natural hace un llamamiento a las instituciones y a la opinión pública para resolver definitivamente los vertidos contaminantes de la industria papelera en el río Gállego.

La asociación denuncia que la papelera de Montañana es la industria más contaminante y con un impacto más perjudicial sobre el ecosistema acuático en el municipio de Zaragoza.  El vertido continuo de miles de litros de sustancias contaminantes, a pesar de no superar los límites legales, produce tales cambios en los indicadores fisico-quimicos del medio que hacen prácticamente imposible la vida acuática en el último tramo del río Gállego.  En los últimos años ha acometido diversas mejoras en sus instalaciones para reducir los consumos de agua, emisiones, malos olores y vertidos, pero en lo que respecta a estos últimos, son claramente insuficientes ya que el ecosistema fluvial es incapaz de asimilar un volumen tan importante de sustancias nocivas.

Es incomprensible que las instituciones competentes (Ministerio de medio ambiente, Gobierno de Aragón, Ayuntamientos) y la propia industria Torras Papel de Montañana, perteneciente a la multinacional Grupo Lecta, tras décadas de realización de diversos planes, programas, inversiones y subvenciones multimillonarias no hayan sido capaces de eliminar el principal foco de contaminación a las puertas de Zaragoza, la capital aragonesa sede en el año 2008 de una Exposición Internacional precisamente sobre el agua y la sostenibilidad, que aspira a convertirse en referencia universal sobre la buena gestión de este recurso esencial para la vida.

Los vertidos de la Montañanesa causan un gravísimo deterioro en la calidad del agua y de todo el ecosistema fluvial, tal como revelan diversos análisis realizados por la propia Confederación Hidrográfica del Ebro, alterando completamente las características fisicoquímicas del río Gallego hasta el punto de imposibilitar la vida piscícola en él. Los propios voluntarios de Fondo Natural realizan recorridos y muestreos periódicos de sus aguas para evaluar la calidad de las aguas y el estado de conservación de sus riberas utilizando un método de investigación basado en la presencia de macroinvertebrados acuáticos (IBMWP), que aporta información cualitativa muy valiosa sobre el estado real del ecosistema.

Otros factores que inciden negativamente en este tramo son los vertidos no depurados de localidades como Peñaflor y del polígono empresarial de Zuera, pero sobre todo la extracción excesiva de agua para los regadíos del bajo Gállego, ya que no respetan el caudal ecológico mínimo y llegan a dejar el lecho totalmente seco en algunos tramos bajo los azudes de Camarera y Urdan durante los meses de verano.

Además, la autorización ambiental de vertidos de Torras Papel, aprobada por el INAGA en 2007 ha finalizado en 2012 sin mejoras significativas para el ecosistema. El nuevo plan de vertidos de la industria debería contener compromisos mucho más serios en esta materia, con una mejora real para el río y no sólo en aspectos como la eficiencia y el ahorro de costes de consumo y producción, con un claro beneficio económico para la empresa.

Los ciudadanos podemos ser comprensivos con la historia y contribución de una industria instalada en el barrio hace casi un siglo, en un contexto social, económico y legislativo muy distinto al actual, reconociendo incluso el loable esfuerzo de adaptación continua de la empresa propietaria para hacerla viable.  Pero la sociedad no puede admitir en pleno siglo XXI la perpetuación de un problema ambiental de esta magnitud, una situación vergonzosa e inexplicable a pesar del cumplimiento de la legalidad, del pago de los correspondientes cánones y de sucesivas multas, o de la concesión de todo tipo de certificaciones ambientales y de calidad que no pueden, aunque lo pretendan, dar una imagen de limpieza y responsabilidad medioambiental.

Fondo Natural promueve desde hace 20 años diversas actividades de voluntariado y educación ambiental para la restauración ecológica "y social" del río Gállego en el tramo próximo a Zaragoza, intentando lograr el compromiso de todas las instituciones, empresas y municipios ribereños para eliminar cualquier foco de contaminación industrial, urbana y agraria.

El vertido industrial de la papelera de Montañana en el río Gallego debe cesar definitivamente.

(*) La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado 2013 "Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua”, con el objetivo de dar a conocer el potencial que implicaría un aumento de la cooperación, así como difundir los desafíos que enfrenta la gestión del agua debido al aumento de la demanda de acceso, la asignación y los servicios de los recursos hídricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada